• calicomovamos

Investigadores de Univalle profundizan sobre el uso cotidiano del agua en Cali

Actualizado: 26 abr


Facultad de ingeniería Univalle
Facultad de ingeniería Univalle. Créditos: Édgar Bejarano/NCC-FI/Univalle

Este artículo apareció originalmente en el sitio web de la Facultad de Ingeniería (Universidad del Valle) aquí y fue reproducido con permiso. Su autor es Andrew James Wight (NCC-FI/Univalle).


Un equipo multidisciplinario de la Universidad del Valle (Univalle) está comenzando un gran estudio en la ciudad de Cali para conocer cómo la gente usa agua en el hogar. El proyecto se desarrolla en colaboración internacional junto con otros proyectos relacionados con la seguridad hídrica en la cuenca alta del Río Cauca.


“Prácticas de Uso Doméstico del Agua 2022 (PUDA2022) es un innovador proyecto sobre las maneras en las que se utiliza el agua en los hogares de Cali”, dijo David Chaquea, un estudiante de doctorado y Coordinador del Proyecto desde el Instituto CINARA, afiliado con la Facultad de Ingeniería de Univalle.


En 2016, Cali estaba usando en promedio 780 millones de litros de agua por día, alrededor de 390 piscinas olímpicas, según un reporte de Emcali.


La Encuesta de Prácticas de Uso Doméstico de Agua (EPUDA2022) se concentra en 6 prácticas específicas: lavado de la ropa, lavado del cuerpo, uso del inodoro, lavado las manos, cepillado de dientes y lavado de los platos. Más de 400 variables relacionadas con los productos que se usan, la secuencia, duración, razones y expectativas de la ejecución, permiten una descripción detallada de cada una de las prácticas.


Chaquea explicó que existe una gran cantidad de publicaciones en la literatura científica a nivel mundial sobre el uso de agua, pero no con énfasis en las prácticas, sino sobre la cantidad de agua consumida.


“Incluso dentro de un mismo hogar, cada persona puede emplear el agua en diversas maneras y con metas particulares, por ejemplo alguien que se baña para limpiar su cuerpo lo hará de una manera diferente a alguien que se baña para sentirse relajado” explicó Chaquea, añadiendo que en aspectos más concretos, por ejemplo, alguien con cabello largo puede ducharse en una manera muy diferente a alguien que tiene cabello corto.

Investigadores Facultad de Ingeniería Univalle
Miembros del proyecto PUDA2022, bajo la marca del Water Security and Sustainable Development Hub. Creditos: Édgar Bejarano/NCC-FI/Univalle
 

Un gran encuesta

En 2021, el equipo, que hoy en día está compuesto de 11 investigadores junior, dos egresados y Chaquea, conversaron con 91 personas para identificar las variables relevantes y un piloto de una prueba web con más de 150 personas en la preparación de los formularios de la encuesta del presente año.


En el transcurso de 2022, la meta del proyecto es llegar a 382 hogares en las 22 comunas de Cali y encuestar alrededor de 1000 personas. Para asegurar que los resultados serán representativos del uso doméstico del agua en la ciudad, el equipo realizó un muestreo aleatorio a nivel de manzanas con el fin de capturar datos de hogares en diferentes sectores con diversas características sociodemográficas y económicas.


“Para nosotros, el uso doméstico de agua es un complejo sistema de prácticas ejecutadas por los miembros del hogar, y es por eso que necesitamos hablar con la mayoría de sus integrantes… Por esto es muy importante informar a la comunidad sobre lo que estamos haciendo y el gran valor que tiene su participación”, dijo Chaquea.

Otra parte fundamental del proyecto es la divulgación de los resultados científicos para los participantes, y el público en general, y es por ello que se encuentran desarrollando una alternativa para presentar los datos recopilados y procesados.


“La manera en que cada persona usa el agua tiene muchas variaciones, entonces, desde nuestra encuesta, podemos encontrar millones de combinaciones de respuestas”, explicó Chaquea, “pero nuestro trabajo es identificar los patrones que se encuentran ocultos en cada uno de esos testimonios”, agregó.

Chaquea planteó que una de las metas más ambiciosas del estudio es identificar las condiciones de resistencia o tendencia al cambio de las prácticas de uso doméstico de agua, y elaborar una línea base que contribuya al desarrollo de estrategias para transitar hacia formas alternativas de uso del agua menos intensivas en el consumo.


“En ocasiones, no son lo suficientemente eficaces las estrategias del gobierno o las instituciones ambientales que invitan a las personas a usar menos agua, o las castigan por su uso excesivo", planteó Chaquea, añadiendo que con datos más detallados es posible desarrollar estrategias específicas que permitan la emergencia de maneras alternativas de uso y así promover el cambio.


LEER MÁS: La seguridad hídrica de Cali se esconde debajo del río Cauca


proyecto PUDA2022 Univalle
Una encuesta similar a la que van a implementar en el proyecto PUDA2022. Crédito: Édgar Bejarano/NCC-FI/Univalle

Aprovechando la internacionalización


PUDA 2022 es parte del Hub de Seguridad Hídrica y Desarrollo Sustentable, que es un proyecto de investigación internacional e interdisciplinario con socios en cinco países: Colombia, Etiopía, India, Inglaterra y Malasia. Está apoyado financieramente con fondos del Global Challenge Research Fund (GCRF) a través de UKRI, una organización no-gubernamental para la investigación y la innovación del Reino Unido.


La Doctora Helen Underhill, Investigadora Postdoctoral en la Universidad de Newcastle, explicó que ella y Chaquea están trabajando juntos dentro de la RMGC (Research Methods for Global Challenges) para crear una forma de visualización accesible de los resultados de la EPUDA2022, que pronto estará alojado en el sitio web del Water Security Hub.


“El trabajo de David nos brinda una visión crucial de cómo las personas usan el agua, abriendo la 'caja negra' dentro del hogar, para descubrir los matices entre los usuarios individuales y reintroduciendo el desorden y la complicación humana en la historia del suministro y uso doméstico del agua”, explicó la doctora Underhill.

Ella también contó que Chaquea está “innovando en la visualización y comunicación de datos”, que es otra prioridad clave para Water Security Hub, al momento de mirar el impacto que la investigación puede tener.


La Doctora Underhill explicó que la cooperación internacional en la investigación es vital para avanzar hacia lo que el filósofo Portugués Sousa Santos llama la “ecología de saberes”.


“Necesitamos esto más que nunca para responder a crisis globales como la pandemia de Covid y la emergencia climática y de biodiversidad… Aprendo todos los días de mis colegas, tanto en el Reino Unido como en el mundo en desarrollo/Sur Global, y estoy agradecida por las nuevas perspectivas, conocimientos y desafíos que ofrecen estas colaboraciones”, dijo Underhill.


Artículo elaborado por la Facultad de Ingeniería de la Universidad del Valle


Si le gustaría contactar a los investigadores o conocer más sobre los proyectos, escriba a la Oficina de Comunicaciones Facultad de Ingeniería: comunicaingenieria@correounivalle.edu.co.