top of page
  • calicomovamos

Investigadoras de Univalle buscan soluciones tecnológicas con perspectiva de género

Este artículo apareció originalmente en el sitio web de la Facultad de Ingeniería (Universidad del Valle) aquí y fue reproducido con permiso. Su autor es Andrew James Wight (NCC-FI/Univalle).



Investigadora de Univalle
Foto de la portada: De izquierda a derecha: Karen Daniela Moreno Rincón, la profesora Laura Sofía Rodríguez Pulecio y Angélica María Agudelo Ortiz Crédito: Adolfo Ceron/NCC-FI/Univalle

Investigadoras de la Universidad del Valle (Univalle) buscan mejorar la experiencia de las mujeres como usuarias y creadoras de tecnología a través de proyectos de investigación relacionados con: los aspectos de género en la ciberseguridad; la participación de mujeres a los niveles altos de industria; y patrones de ciberacoso en redes sociales.

Aunque las mujeres componen la mitad de la población humana, a nivel mundial siguen representando solo el 28% de los profesionales en ingeniería y el 40% de los licenciados en informática y 20% en campos como la inteligencia artificial, según cifras del Banco Mundial.


Laura Sofía Rodríguez Pulecio, profesora nombrada de la Escuela Ingeniería de Sistemas y Computación de la Facultad de Ingeniería; co-fundadora de Grupo Mujeres STEM; y candidata al premio Women that Build explicó que hoy en día hay todavía hay relativamente pocos estudios que enfocan en temas de la necesidad de hacer investigación con perspectiva de género en ingeniería.

“Es un círculo vicioso: baja participación de mujeres en STEM resulta en investigaciones no enfocadas en los problemas de las mujeres”, dijo la profesora Rodríguez y añadió que por eso, las investigaciones que enfocan en mujeres son tan clave.

Género y Ciberseguridad


En un artículo de divulgación científica, publicado por ImpactoTIC, la profesora Rodríguez plantó la pregunta: ¿Por qué las mujeres son más víctimas de los ciberdelitos que los hombres? Los daños por ransomware le costarían al mundo 8.000 millones de dólares estadounidenses en 2018; para 2019 la cifra fue de 11.500 millones y en 2021 fue de 20.000 millones, que corresponde a 57 veces más que se presentó en 2015, según un informe de Cybersecurity Ventures.


Pero la profesora Rodríguez explicó, son las mujeres las que enfrentan la mayoría de estos daños. Un 46% de las mujeres afirman haber sufrido un ataque informático en sus redes sociales (comparado a 37% de los hombres); y las mujeres tienen un 26 % más de probabilidades de ser víctimas de fraude de identidad que los hombres; y él 53 % de las víctimas de robo de identidad son mujeres.


“Aunque los hombres toman más riesgos en línea, las mujeres aún están más victimizadas”, dijo la profesora Rodríguez y añadió que el nivel de familiaridad con la tecnología está más bajo que con las mujeres; y además los algoritmos diseñados para proteger el consumidor están entrenados en los comportamientos de hombres.


Investigadores Facultad de Ingeniería Univalle
Foto: Laura Sofía Rodríguez Pulecio, profesora nombrada de la Escuela Ingeniería de Sistemas y Computación de la Facultad de Ingeniería de la Universidad del Valle.

Inteligencia Artificial para reducir las brechas de género


Rodríguez del Grupo de Investigación en Tecnologías de Información y Comunicación (GOTIC) y profesor PhD. Oscar Bedoya, del Grupo en Inteligencia Artificial (GUIA) han arrancado a trabajar para aprovechar el potencial de la inteligencia artificial para entender y solucionar problemáticas de género en ambientes tecnológicos a través de dos nuevos proyectos.


“Al trabajar juntos, esperamos impulsar un cambio positivo y duradero en la industria tecnológica, creando un ambiente más seguro, igualitario y propicio para el crecimiento y la participación plena de todos los individuos, sin importar su género”. Dijo la profesora Rodríguez y agregó que esperan obtener avances significativos en la identificación y eliminación de sesgos de género, la promoción de la diversidad, la inclusión y el desarrollo de tecnologías y políticas más equitativas.


Karen Daniela Moreno Rincón, estudiante de octavo semestre de pregrado del programa de Ingeniería de Sistemas, usa una técnica llamada Web Scraping y algoritmos analíticos, para obtener datos de LinkedIn sobre la presencia y calificaciones de mujeres en STEM en cargos directivos en empresas de tecnología en comparación a sus pares masculinos.


Moreno explicó que el proyecto tiene como objetivo identificar dos situaciones cruciales en empresas de tecnología. En primer lugar, se abordará el fenómeno del «techo de cristal», una barrera invisible que enfrentan las mujeres en su ascenso a cargos directivos y de liderazgo, a pesar de contar con la calificación y experiencia necesarias.


“Situaciones como el techo de cristal presentan un obstáculo para el avance de las mujeres en su camino profesional y conocer la existencia de esto le permitirá a las empresas de tecnología implementar medidas que lo contrarresten, para lograr diversificar sus cargos y obtener distintos puntos de vista que aporten a la toma de decisiones”, dijo Moreno.


Por otro lado, se analizará el «síndrome del impostor», un fenómeno sociocultural que afecta tanto a hombres como mujeres, pero con un impacto especialmente significativo en las mujeres.


Este síndrome se manifiesta cuando individuos, a pesar de contar con logros y habilidades demostrables, experimentan constantemente dudas sobre su propio talento y éxito. En el contexto laboral, el síndrome del impostor puede llevar a que las mujeres subestimen su valía profesional y se autolimiten al buscar y postularse a cargos directivos, a pesar de poseer la cualificación y experiencia necesarias para desempeñar dichos roles.


El proyecto busca comprender y abordar estas situaciones para promover la igualdad de género y crear entornos laborales más inclusivos en el sector tecnológico.

Otro proyecto dentro del grupo es de Angélica María Agudelo Ortiz, estudiante de octavo semestre de pregrado del programa de Ingeniería de Sistemas, que va a recolectar datos de Twitter relacionados con el ciberacoso en el contexto colombiano y analizarlo a través de Natural Language Processing (NLP) para construir un modelo de patrones y características específicas del ciberacoso usando Machine Learning (ML).


“Twitter es una plataforma ampliamente utilizada para la interacción social y el intercambio de información, pero el ciberacoso puede limitar la libertad de expresión y generar un ambiente tóxico en la plataforma”, Agudelo dijo.


Según Agudelo, el estudio del ciberacoso en Twitter puede ayudar a identificar los patrones y las tendencias de comportamiento que contribuyen a este problema.

“Al considerar las diferentes perspectivas y experiencias, podemos desarrollar tecnologías que aborden problemas de género y promuevan la igualdad”, manifestó Agudelo y agregó que espera que el estudio contribuya a una sociedad más equitativa y justa en la era digital.

Artículo elaborado por la Facultad de Ingeniería de la Universidad del Valle


Si le gustaría contactar a los investigadores o conocer más sobre los proyectos, escriba a la Oficina de Comunicaciones Facultad de Ingeniería: comunicaingenieria@correounivalle.edu.co.

Comments


bottom of page