• calicomovamos

Invernaderos trabajarán autónomamente gracias a investigadores de la Universidad del Valle

Este artículo apareció originalmente en el sitio web de la Facultad de Ingeniería (Universidad del Valle) aquí y fue reproducido con permiso. Su autor es Andrew James Wight (NCC-FI/Univalle).


Facultad de ingeniería Univalle
Créditos: Grupo de Investigación en Innovación y Desarrollo en Electrónica Aplicada (GiiDEA).

Herramientas sencillas y económicas llevarán la cuarta revolución industrial y la agricultura de precisión en forma de invernaderos autónomos, gracias a investigadores de la Sede Cartago de la Universidad del Valle (Univalle).


El sector agropecuaria es de gran importancia para la economía colombiana: En 2020, contribuyó alrededor de 7,6 por ciento al valor del Producto Interior Bruto (PIB) en el país — la mayor proporción en la década.


“Estará beneficial para agricultores, en particular los de escala pequeña, aprovechar la potencial, soluciones modernas de alta tecnología y bajo costo”, dijo el profesor Edward Jhohan Marín García, docente de Univalle en la Sede Cartago y Director del Grupo de Investigación en Innovación y Desarrollo en Electrónica Aplicada (GiiDEA)

En el proyecto “La Cuarta Revolución Industrial Aplicada En Un Invernadero”, desarrollaron un prototipo del invernadero automatizado que permite medir y controlar un amplio rango de valores de temperatura, humedad del ambiente al interior y humedad del suelo.


Además, también miden radiación UV, precipitación, velocidad y dirección del viento, presión, temperatura y humedad de la atmósfera en el exterior, por medio de sensores inteligentes, propiciando un ambiente apto y eficiente para proteger un ancho rango de cultivos de plagas y fenómenos naturales.


El profesor Marín comentó que el grupo tiene la misión de solucionar problemáticas reales, para este caso con enfoque agrícola, en donde se espera la participación de otros sectores como el privado, gobierno, entre otros.


Investigadores Facultad de Ingeniería Univalle
Foto: Sensor de humedad del suelo con herramientas basadas en Internet de las Cosas (IoT). Crédito: Grupo de Investigación en Innovación y Desarrollo en Electrónica Aplicada (GiiDEA).
 

La Investigación


Los investigadores dicen trabajar con la meta de generar aportes innovadores que permitan generar un espacio de investigación con la posibilidad de obtener información (Big Data) acerca del proceso agrícola de interés, además de tener la posibilidad de generar ambientes controlados.


“Si podemos medir características como humedad atmosférica, temperatura, la humedad del suelo y radiación externa, podemos tener un control más fino del proceso agrícola”, dijo el profesor Marín.

Dentro del invierno, el monitoreo remoto de las diferentes variables, el control de motobombas y electroválvulas que permiten el riego por goteo y aspersión independiente de cada cama de cultivo, se realiza manualmente en el sitio por medio de un control de mandos o por medio de una aplicación informática (App), descargada en cualquier dispositivo móvil o computadora que esté conectado a la red en cualquier parte del mundo, haciendo uso del Internet de las Cosas (IoT).


“Es un espacio de investigación, especializado, donde los docentes y estudiantes de electrónica y agroambiental pueden interactuar”, manifestó el profesor Marín, añadiendo que se espera que los productos obtenidos en el proceso de investigación sirvan de insumo a los agricultores y que vean estás metodologías como una inversión óptima para sus futuros proyectos.


“Con la tecnología, es una cuestión del monto de inversión, pero intentamos organizarnos acordando con los recursos y necesidades del agricultor”, planteó el profesor Marín.


Algunos ejemplos de cultivos apto para este sistema incluyen pepinos, cilantro y tomates, pero puede funcionar para un gran rango de cultivos.



Sede Cartago

El invernadero experimental está construido en una sede regional de Univalle en el municipio de Cartago, en el norte del departamento de Valle del Cauca.


La sede fue creada el día 5 de septiembre de 1986, empezó a funcionar un año después y hoy en día tiene cobertura en los municipios de Cartago, La Virginia, Ansermanuevo, Toro, Obando, Alcalá, Ulloa, La Unión, El Águila, El Cairo, Versalles, Belén de Umbría, Viterbo y el corregimiento de Zaragoza.


Además, la sede ofrece pregrado en Ingeniería Electrónica y tecnologías en Electrónica Industrial, Agroambiental, Gestión de Organizaciones Turísticas, entre otros.


Fernando Echeverry Valencia, el director de la Sede Regional de Cartago, dijo que la investigación que lidera el profesor Edward Jhohan Marín es importante para toda la comunidad del Norte del Valle y el eje cafetero, pues la vocación de la región es agroindustrial.


“Lo que se pretende es aplicar C+Te+I y lograr así potenciar la competitividad en el campo y las zonas urbanas”, manifestó el profesor Echeverry, añadiendo que también es importante porque fortalece la seguridad alimentaria.


“Los grupos de investigación ubicados en las sedes regionales de la Universidad del Valle responden a las necesidades y dinámicas de las subregiones en las cuales están ubicadas, facilitando el equilibrio en el conocimiento e instrumentalizando los resultados obtenidos, adicionalmente se generan relacionamientos interinstitucionales formando y consolidando equipos multidisciplinares con nuevas propuestas para la Universidad y para el país”, planteó el profesor Echeverry.


Internacionalización

Los investigadores de la sede de Cartago refuerzan los vínculos regionales, pero también están participando en eventos internacionales.


El profesor Marín dijo que en el primer semestre del 2022 realizó, desde el grupo de investigación, el IV seminario internacional en avances de investigación y electrónica aplicada, donde se contaba con invitados de México, Estados Unidos y también universidades de otras partes de Colombia.


“Tratamos de enfocarnos en desarrollos basados en CTeI aplicada, pero también diversificamos en aspectos sociales, ambientales y de interés", explicó el profesor Marín.


Además, los investigadores del grupo realizaron en el 2020 y 2021 las Escuelas Internacionales de Formación Avanzada (EIFA), las cuales promueven la formación de comunidades académicas internacionales y la formación de personal especializado.


“Hemos logrado fortalecer mucho el tema de internacionalización”, manifestó el profesor Marín.


Artículo elaborado por la Facultad de Ingeniería de la Universidad del Valle


Si le gustaría contactar a los investigadores o conocer más sobre los proyectos, escriba a la Oficina de Comunicaciones Facultad de Ingeniería: comunicaingenieria@correounivalle.edu.co.